CNT Dice
  • Peso completo, nuevo Súper delegado

“El gran reto de Roma era saber interpretar la memoria”: Bárbara Enríquez

Si jugamos a interpretar el destino desde un efecto mariposa nos encontramos que el camino de Bárbara Enríquez para llegar a Roma, de Alfonso Cuarón, comenzó el día en que una amiga le dijo “yo sé lo que te va a gustar hacer en la vida” y la llevó a asistirle a una ópera prima del CCC.

“Yo estudié Historia del  Arte, en el Instituto de Cultura Superior en Lomas de Chapultepec y en realidad mi idea de vivir estaba más inclinada a la fotografía y a la crítica de arte. Yo no tenía idea de qué se trataba, pues nunca había hecho cine, pero me metí. Ahora tengo 20 años trabajando en esto”, expresó la diseñadora de producción, en entrevista con Crónica.

Recuerda que fue en enero del 2016 cuando Eugenio Caballero, cómplice creativo durante muchos años, le invitó a formar parte del nuevo proyecto. Ella recién había terminado su labor en Sueño en otro idioma, de Ernesto Contreras: “Eugenio ya tenía mucho tiempo que no trabajaba en México, entonces me llamó para decirme que necesitaba armar un equipo de gente muy preparada para poder afrontar un proyecto mucho más grande de lo que pensábamos solo al saber que se trataba de Alfonso Cuarón”, dijo.

Antes ya habían colaborado en un proyecto de mayor escala en Hollywood, cuando colaboraron en el diseño de producción de Resident Evil 3: La extinción (2007), pero ya había pasado casi una década de eso: “Fue una experiencia asombrosa, y eso fue una gran escuela para enfrentar retos como Roma”, comentó.

Desde su punto de vista, el proyecto de Cuarón era una mezcla extraña entre una producción de Hollywood y una nacional, “Si bien es una película millonaria, tampoco es una película tan cara en términos hollywoodenses. Allá hacen filmes con presupuestos de 200 millones de dólares”, explicó.

“La manera de abordar Roma desde el principio fue hacerla como una película mexicana, es decir, como si tuviéramos los recursos limitados, a la manera en que se hace cine en este país. Sabíamos que sería un set muy grande pero lo enfrentamos con la creatividad con la que resolveríamos una película en México”, añadió.

Bárbara Enríquez fue una de las personas que pasó más tiempo con Alfonso Cuarón, pues ella se encargó de la investigación histórica del filme; sin embargo, recuerda la dificultad que fue trabajar sin un guion, pues el realizador mexicano no lo compartió con el equipo creativo.

“Fue muy complicado el proceso de investigación porque en una película el guion es su columna vertebral y todos los del equipo técnico y creativos nos basamos en él para comprender qué es lo que tenemos que recrear (…) Nos decía qué lugares quería ver, nos sentamos muchas horas a hablar de sus recuerdos, de cómo eran sus muebles. Eran cosas muy específicas. Así fuimos construyendo el mundo de Alfonso sin conocer la historia”, agregó.

Esa responsabilidad de investigadora la llevó a tener su propio viaje de reconocimiento: “En total fue un año de pura investigación. En el camino aprendí mucho del país. Sobre todo de una época en la que ni siquiera había nacido”, expresó.

“Muchas cosas que hablaba con Alfonso sobre la casa eran cosas que yo recordaba de mi casa. Toda la relación que tenía con Livo, con su nana, fue una relación muy parecida a la que yo tuve con la chica que nos cuidaba a mi hermana y a mí”, recordó la artista y agregó que se debe al nivel de precisión que exigía el proyecto: “La exigencia en el detalle era una filosofía del filme”.

Para ella la evocación del pasado es uno de los grandes efectos de la película: “De alguna manera Cuarón cuenta la historia de todos. Los que la ven y vivieron en esa época los involucra porque los hace meterse en una cápsula del tiempo, y creo que mucha gente que no es de la época lo puede sentir de una manera personal por lo que sus papás les cuentan de cómo era el pasado”, comentó.

Entre sets monumentales y una mirada íntima al pasado, Enríquez cuenta que el mayor reto se dio en la reconstrucción de la casa: “No sólo se trataba de hacer un set de época, sino también que fuera donde vivió Alfonso. El reto fue interpretar la memoria, era algo tan personal que eso era muy delicado”, dijo.

Y es que el proyecto era tan personal que el mismo cineasta quedaba afectado en medio del rodaje: “Había días en que filmábamos escenas en las que los dejaba el papá y eso era muy fuerte para un director que estaba contando parte de su vida. En el fondo, Roma fue un exorcismo para Cuarón. Si bien era un homenaje a su nana y había momentos muy gozosos en revivir su infancia, también había momentos muy duros”, enfatizó.

Aunque la película ha conquistado los premios más importantes en los que ha participado, la diseñadora destacó que hace falta algo: “Cuando alguien de otro país se entera que trabajaste ahí te admira, el mundo está muy conmovido. Es curioso que México se ha vuelto el país más detractor de la misma película. Es importante que nos demos cuenta que este tipo de películas nos llevan un poco más lejos”, argumentó.

Por lo pronto es momento de celebrar las nominaciones que ha compartido tanto con Eugenio Caballero como en los Premios BAFTA y ahora con la expectativa de qué sucederá con su nominación a los Premios Oscar: “Son algo muy emocionante. No es que nos sintamos achicados desde nuestro cine mexicano en comparación con la Academia norteamericana, pero sí es bueno reconocer que hacemos cine de tamaños diferentes, y desde ese punto de vista es una meta personal y da mucha emoción”, dijo.

Finalmente, antes de despedirse levanta la voz por sus colegas artistas, “ha sido una fortuna el coincidir con esta generación de directores talentosos, pero no sólo son ellos, hay personas detrás de las películas, como diseñadores, editores y fotógrafos, que también son parte de una generación de mucho talento. Somos generaciones que hemos crecido a la par y que hemos aprendido unos de otros cada vez más hasta poder llegar a consolidar”, concluyó.

1 comentario en “El gran reto de Roma era saber interpretar la memoria”: Bárbara Enríquez

  1. como espectador de muchas peliculas que me gustado ver durante 60 años he apreciado muchos generos de grandes realizadores principalmente Hooliwooy epoca de oro del cine nacional y europeo, mi humilde comentario de pelicula Roma esta muy sencilla y mas que vista esa vida urbana Hay filmes con mejor valor de realizacion.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: El contenido de este sitio está protegido por CNT.