CNT Dice
  • En ausencia de “El Chito” Glafiro le pone el dedo… Nos tronó finanzas

Ya es delito cobrar por teléfono

Cd. Victoria Tam.- El Pleno del Congreso del Estado aprobó el dictamen que reforma el Código Penal, para imponer penas de seis meses a tres años de prisión, a quienes mediante actos intimidatorios o de hostigamiento realicen acciones de cobranza extrajudicial.

La acción legislativa, que fue promovida por la bancada del Partido Acción Nacional, (PAN), recibió el aval de todas las fuerzas políticas por considerar que el acoso que reciben los deudores es un problema grave.

La iniciativa había sido dictaminada a favor en agosto pasado por la Diputación Permanente, pero requería el respaldo del Pleno legislativo para quedar firme, lo cual ocurrió éste miércoles.

La reforma adiciona el artículo 307 Bis al Código Penal en el cual se señala que : “Comete el delito de cobranza ilegitima la persona que por cualquier medio requiera a nombre propio o en nombre y representación de instituciones bancarias, tiendas departamentales, instituciones crediticias o cualquier otra persona física o moral, el pago de una deuda propia o de alguien con quien esté ligado por algún vínculo familiar, afectivo o que funja como referencia y aval, y este requerimiento se haga fuera de los procedimientos administrativos y judiciales previstos en la legislación de la materia, empleando amenazas, violencia, intimidación u hostigamiento”.

Y añade: “(al responsable) se le impondrá una sanción de seis meses a tres años de prisión y de ciento ochenta a trescientos setenta Unidades de Medida y Actualización, además de las sanciones que correspondan si para tal efecto se emplearon documentos, sellos falsos o se usurparon funciones públicas o de profesión”.

La reforma se justificó con el argumento de que la actualidad existen los denominados “despachos de cobranza”, cuyo objetivo principal es el de ejercer cierta clase de presión en el deudor, con tal de que este se vea forzado a pagar, logrando esto mediante diversos abusos, entre los cuales figuran las visitas y llamadas constantes o en horas inadecuadas, uso de lenguaje ofensivo, simulación de documentos judiciales como cartas y citatorios, amenazas, e incluso los llamados “embargos extrajudiciales”.

Con la reforma , esa practica de cobranza intimidatoria será sancionada penalmente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: El contenido de este sitio está protegido por CNT.