CNT Dice
  • .

Puede que sí o no regrese. “El ajonjolí de todos los moles”

Luego de la barrida que dio MORENA en Tamaulipas y en el país, aquí en Tamaulipas, algunos legisladores locales han presentado sus oficios para regresar a la curul y seguir cobrado sus dietas de más de 100 mil pesos mensuales en el Congreso del Estado.

Puede que sí o no regrese, es decir Carlos Alberto García González, mejor conocido como “el ajonjolí de todos los moles”, uno de los diputados locales que pidió licencia para ir por el sueño de ser edil del municipio de Matamoros.

Llego como diputado plurinominal al Congreso, luego de haber sido también diputado federal en dos ocasiones por la misma vía. Hoy este personaje pierde una elección de mayoría, lo que indica que no tenía todas las canicas a su favor, pese a ser de ese municipio fronterizo. Lo que no sabe si regresara a la curul o como presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Tamaulipas, porque de ahí se fue a la aventura política.

Digo que es un ajonjolí de todos los moles, porque como legislador local e independiente de haber sido presidente de la Junta de Coordinación, era el pastor de la bancada de Acción Nacional y no conforme con ello, era propietario de la comisión Instructora, como presidente de dos comisiones ordinarias, la Finanzas, Planeación, Presupuesto y Deuda Pública y Anticorrupción y Participación Ciudadana.

También fue secretario de las comisiones de Educación y Estudios Legislativo del poder legislativo: Sin embargo, fungió vocal de las comisiones legislativas de Gobernación, de Ciencia y Tecnología, Fomento al Comercio Exterior, Puntos Constitucionales y de la comisión especial de Cambio Climático y Energía; es decir estaba en todo y a la vez en nada.

Por lo tanto, creo que en caso de que regrese el también conocido como “El Chito”, será para seguir cobrando la dieta, sería mucho que volviera con todo ese poder que tenía, cuando ya existe, tanto en la Junta de Coordinación, como en la banca de Acción Nacional, cubierta la bacante que dejo por seguir un sueño por demás guajiro, como querer haber sido alcalde de su natal Matamoros.

Con esto, también se indica que no dio el ancho y que le fallo al primer panista del Estado, me refiero al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García de Vaca, quien le autorizo, primero dejar el Congreso y segundo ser el candidato de la coalición “Por México al Frente” al Ayuntamiento de Matamoros, Tamaulipas.

También se observa con ello, que no dio el kilo y que le fallo al partido Acción Nacional, al perder en las urnas el Ayuntamiento de Matamoros, donde a pesar de los resultados adversos, hasta otro día acepto. Le gano la soberbia que es su característica natural.

Hay que hacer mención que este personaje, en años atrás, busco internamente dentro de su partido, Acción Nacional ser candidato a la gubernatura del Estado, pero la perdió con otro matamorense, José Julián Sacramento Garza, que la postre fue el candidato oficial del PAN a la gubernatura.

Así es como este ajonjolí de todos los moles, se la ha gastado en la política. Pero la realidad es que como dicen en el racho no trae nada en el morral. Hoy no pudo en su tierra natal ganar por mayoría, creo que sólo ganaría si ese puesto de elección popular es por la vía plurinominal que es como ha llegado a los puestos políticos.

Veremos si en la próxima sesión de la diputación permanente del Congreso del Estado, García González, solicita por medio de un oficio su reingreso a la curul creo yo, a lo demás lo dudo, porque en su estancia quedo deber y máxime que los trabajadores hoy están mejor, sólo dejo a su capitán el dizque titular de seguridad, que por cierto se lo debió haber llevado, el actual presidente de la Junta, Glafiro Salinas Mendiola, no necesita de huajes para nadar.

Por hoy es todo.

HASTA LA PRÓXIMA.

Correo Electrónico.

leal6418-14@hotmail.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: El contenido de este sitio está protegido por CNT.