CNT Dice
  • Aunque usted no lo crea, todavía existen los carteros…¡felicidades en su día!

De la celebración a la protesta

Los obreros marcharon como desde hace cuarenta años, cuando lanzaron protestas contra el ex Presidente de la República José López Portillo, por el encarecimiento de los básicos, los raquíticos salarios y los cacicazgos sindicales. Desde entonces la queja es permanente, los “liderazgos” fueron y son rebasados por sus agremiados. Las pancartas y mantas de protesta son propias de estas celebridades.

Originalmente los obreros marchaban el primero de Mayo para celebrar la lucha de Cananea y los mártires de Chicago, pero de la década de los años ochenta del siglo anterior hasta la fecha, la celebridad les sirve para elevar sus protestas, reclamarle no al patrón sino al gobierno, por la suerte de ser obreros y no patrones.

Por lo mismo se ha desvirtuado la celebración del Día del Trabajo, quizá porque la precariedad de los salarios es cada vez recurrente y las expectativas laborales son escasas para la mayoría de los egresados de escuelas técnicas lo mismo que universidades.

Las encuestas del Inegi han revelado en los últimos seis meses a nivel nacional, que el 40 por ciento de los desempleados de este país, son profesionistas y no precisamente obreros que solo han requerido estudios de bachillerato y a veces ni eso, para ocupar un puesto laboral.

Según la filosofía laborista el trabajo dignifica al hombre, el problema es cuando la persona no es contratada ya sea por su edad o por su perfil profesional. Partiendo de la encuesta de referencia, son entonces miles los mexicanos que viven fuera de la dignidad laboral.

La misma historia sigue a quienes han sido despedidos justa o injustamente de sus empleos por el consorcio o el patrón. Cuyas leyes están cada día más al servicio del patrón por los excesos del proteccionismo oficial, pero también por las extralimitaciones de los organismos sindicales.

Las reformas laborales han sido complejas como la mayoría de las legislaciones que se aprueban en el Congreso de la Unión. Que responde a los principios del neoliberalismo económico, el cual rige nuestra era, para quien lo obreros son una maquina en la cadena productiva y no precisamente una persona. Pero sin la cual los procesos productivos son incapaces de funcionar.

En ese sentido han surgido reformas como la educativa, que de esa materia no tiene un ápice, pero sí es esencialmente laboral y punitiva. Porque despoja a los docentes de los derechos que le concede, en la letra, la Constitución, pero en la práctica el patrón -o sea el gobierno- los allana. Ya que, es el mismo promovente. Pero como es el gobierno, sí puede violentar y quebrantar los mandatos que el mismo promulga. Si fuera otro el patrón, entonces sí conciudadanos obligaremos que se cumpla la legislación.

En las principales ciudades tamaulipecas los obreros salieron a las calles principales para celebrar la lucha de Cananea y los Mártires de Chicago. En esta capital por fin reapareció la dirigente de los burócratas estatales Blanca Valles Rodríguez, con un bajo perfil, nada sobrada como en la era del priísmo, acompañó a César Verastegui Ostos secretario general de gobierno, quien presenció el desfile obrero.

En otras ciudades de la entidad no menos importantes, también los obreros y trabajadores salieron a las calles, no hubo reportes de disturbios.

Nada tiene que ver lo anterior con la ámpula que levanto la amenaza contra el puntero en la contienda por la presidencia de la república Andrés Manuel López Obrador, que ciertamente provocó que el tabasqueño elevara aún más su margen de popularidad entre los mexicanos. También en redes se filtro un supuesto ataque a los escoltas del presidente Enrique Peña Nieto, pero la versión no se confirmó

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: El contenido de este sitio está protegido por CNT.