CNT Dice
  • Los expertos aseguran que los debates no se ganan, sólo se pierden.

¡No pongas pretextos!, haz ejercicio diariamente

Como en todas las actividades y conductas del ser humano, la actividad física, el ejercicio y la práctica deportiva, no escapan a participar de una serie de creencias y falsas conceptualizaciones que se enfocan fundamentalmente en intentar justificar por qué no tenemos un estilo de vida activo y por ende saludable o a otorgarle valores y/o perjuicios agregados a la realización de actividad física y de ejercicio.

Cada 6 de abril se celebra el Día Mundial de la Actividad Física, y en este marco queremos abordar los principales mitos y realidades que hay alrededor de este tema, destacó el Dr J. Gilberto Franco Sánchez, Subdirección de Medicina del Deporte del Instituto Nacional de Rehabilitación Luis Guillermo Ibarra Ibarra (INRLGII)

Mito: “No tengo tiempo para la práctica física deportiva”

Este es uno de los mitos más recurrentes. Algunos encuestas revelan que de cada 10 personas que son sedentarias, entre 6 y 7 aducen falta de tiempo por sus múltiples actividades diarias. Estudio “Activación física y salud” del Centro de Opinión Pública de la UVM (2013).

Una alternativa a esto pudiera ser el dividir en tres pequeñas sesiones de 15 minutos cada una y realizar el ejercicio por la mañana, a mediodía y por la noche, quitándole un poco del tiempo que dedica a ver TV, dormir o a la sobremesa. Está debidamente demostrado que de esta manera se tienen los mismos beneficios que con el ejercicio continuo. Si además lo hacemos junto con la familia, se convierte en un espacio también de convivencia.

Mito: “El ejercicio y la actividad física no son para todas las personas”

En realidad, salvo en aquellas personas que, por ser muy mayores, arriba de 80 años y que nunca hicieron actividad física o por algún impedimento por salud, siempre habrá alguna modalidad de actividad física y ejercicio adecuado y benéfico sin importar la edad, género, peso corporal, mala salud de algunas articulaciones, etc. Busquemos algunas actividades que podamos realizar juntos toda la familia o con la pareja, esto le dará valor agregado.

Mito: “Para ponerme en forma voy a practicar un deporte”

Si nos enfocamos solo en practicar un deporte, esto ocasiona lesiones y abandonos. En realidad, primero hay que ponerse en forma, y una vez que se tiene la condición física adecuada, entonces sí podemos realizar práctica deportiva de forma segura.

Mito: “Los estilos de vida sanos cuestan mucho dinero”

Generalmente las personas ponen como pretexto la disponibilidad de dinero para no realizar actividad física. Sin embargo, salir 4-5 veces por semana a caminar vigorosamente y/o a jugar a un parque o similar junto con la familia, prácticamente no genera ningún gasto importante. Además, cada vez existen gimnasios y otras actividades como clases de baile a un precio muy accesible.

Como vemos, lo importante es concientizarnos de los enormes beneficios que otorga tener una vida activa, saludable y en armonía con nuestro entorno.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: El contenido de este sitio está protegido por CNT.