CNT Dice
  • Funcionario o diputado que se vaya en busca de candidatura, si pierde ya no regresará: PAN

Acoso femenino

Es muy probable que si usted se entera de que una mujer acosa a un hombre, no pueda dar crédito, aunque reconozca que hay algunas ‘locas’ que se insinúan descaradamente al varón, pero ¿al grado del acoso?

El acoso femenino me parece no está muy documentado, dado el machismo de los varones por la vergüenza social que serían objeto, sobre todo si la información se hiciera pública por cualquier medio.

Sin embargo la BBC de Londres informó que un trabajador del volante público -chofer de autobús- que cubría la ruta de Oxford al sur de Inglaterra, descubrió a “…una pasajera que viajaba mucho sin ir a ningún lado. Al principio pensé que solo estaba un poco aburrida” declaró Imre Marton, húngaro de 31 años de edad y conductor del autobús.

En declaraciones al documental Stalkers -“Acosadores”- de la BBC, dijo que un día una mujer menudita se le acercó y abiertamente lo invitó a una cita, a la que caballerosamente él rechazó. Para su sorpresa ella se lanzó a llorar.

El humilde trabajador del volante dijo a sus entrevistadores periodísticos y a la misma policía que “Ese fue el principio de esta pesadilla que viví durante cuatro años”

Ante la imposibilidad de persuadir a la joven mujer para que cesara con las invitaciones, el chofer acudió más de 100 veces a la Policía, donde entre testificaciones se contaron otras 40.

Quizá cansada la policía de la insistencia del chofer, finalmente consiguió que a Charlie Howells de 22 años de edad, le impusieran varias órdenes de restricción prohibiéndole contactarle, ingresar al centro de Oxford y hasta viajar en autobús, pues el acoso era en su trabajo, su casa, sus salidas sociales y sus redes sociales.

Sin embargo la joven veinteañera parece ‘se prendió’ del chofer de autobús porque aplicó aquello de que “si no eres mío, no eres de nadie”, porque llegó a la amenaza “Me dijo que si me rehusaba a estar con ella, me iba a matar… es una mujer peligrosa”.

La chica Howells finalmente fue condenada a cuatro años de prisión, pero salió bajo palabra, solo que hubo evidencia de que junto con su compañera de celda planeaban asesinar a Imre Marton, el chofer, por lo que fue reaprendida por la policía y vuelta a la prisión.

La historia que se lee en internet pudiera parecer de ficción ante los ojos de mucha gente, pero ¿usted sería capaz de soportar un acoso femenino?

También quizá mucho tiene que ver la cultura de la denuncia y de la seriedad con la que las autoridades judiciales interpreten el hecho, porque el acosado seguro teme a la burla, al sarcasmo, a la vergüenza social.

Seguramente usted como yo sabemos de este hecho social lamentable, porque si es reprobable que un hombre acose de cualquier cosa a una mujer, también es reprobable que una fémina lo haga con un varón.

Hace tiempo escribí que para que pueda haber un caballero, obligatoriamente es necesaria la figura de una dama y no faltaron las voces femeninas que mal vieron la condición de damas.

Sonia Frías, especialista del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aseveró que el 23 % de los hombres padecen de violencia física, así como acoso y

hostigamiento sexual, tanto de personas de su mismo sexo como por mujeres, aunque los índices son menores si se comparan con los padecidos contra las mujeres.

Las estadísticas sobre la violencia también tienen registradas sobre la muerte de varones como consecuencia de la violencia intrafamiliar, aunque insisto, es mucho menor que contra las féminas.

Durante 2015 por cada asesinato de un varón en México, se registraron 8.6 homicidios de mujeres. Es decir, los actos de violencia de las mujeres hacia los hombres no se dan en un contexto feminista, a no ser que se trate de agresión al género.

El reto de la denuncia ahí está.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: El contenido de este sitio está protegido por CNT.