CNT Dice
  • En Matamoros hay muchos huevos, pero no son los del alcalde

Buscan erradicar autogobiernos en cárceles de Tamaulipas

Cd. Victoria Tam.-El Congreso del Estado reforzó las sanciones contra internos que compurgan una pena y se fugan o intentan fugarse; se aplicarán de seis meses a tres años, adicionales a su condena, a los evadidos de las cárceles de la entidad.

Alejandro Etienne Llano, Secretario de la Comisión de Justicia, explicó que esta modificación al Código Penal de Tamaulipas, busca endurecer las leyes, luego de los problemas y autogobiernos que prevalecen en los Centros de Ejecución de Sanciones (CEDES).

El Código Penal para el Estado de Tamaulipas no tenía, dijo, establecida sanción alguna para este delito; en aras de contribuir al fortalecimiento de la seguridad y el estado de derecho era imprescindible contar con estas nuevas disposiciones legales.

“La evasión de presos pueda tener varias facetas jurídicas, por un lado puede dar lugar a la comisión de un delito en el que incluso pueden participar terceros que también son castigados, o por otro lado, puede dar lugar a la variación de la situación penitenciaria del interno o al cese del disfrute de determinados beneficios penitenciarios o a que se le sancione disciplinariamente cuando se reincorpore al centro ya sea por su voluntad o conducido por la fuerza de seguridad del Estado”.

Las fugas masivas de reos de los Centros de Ejecución de Sanciones (CEDES) de Tamaulipas han expuesto la vulnerabilidad del Sistema Penitenciario en esta entidad; del 2010 a la fecha se han registrado al menos 12 evasiones de alto impacto, que dejaron como saldo un aproximado de 430 evadidos.

El 2010, es el año considerado con mayor número de escapes y evadidos; en ese tiempo el gobierno era administrado por el ex mandatario priista, hoy preso, Eugenio Hernández Flores. Están documentadas cinco fugas masivas, una de ellas con 141 presos evadidos, una de las más numerosas de la historia.

La primera fue el 25 de marzo en el CEDES de Matamoros; de allí se escaparon 41 reos: 38 del fuero federal y 3 del fuero común.

Del CEDES de Reynosa, 13 presos lograron evadirse el 2 de abril del 2010. En ese mismo municipio fronterizo el 10 de septiembre, se fugaron 85 reos: 66 del fuero federal y el resto del fuero común; y otros 13 reclusos lograron fugarse de ese mismo penal el 12 de julio del 2010.

Fue el 17 de diciembre del 2010 cuando en el penal de Nuevo Laredo se confirmó la huida de 141 convictos, 83 reos procesados por delitos del fuero común y 58 del fuero federal; ésta ha sido la fuga más numerosa de la historia en Tamaulipas.

De acuerdo a los datos de la Secretaría de Seguridad Pública, en el último año de Gobierno de Hernández Flores se contabilizaron 342 evadidos y cinco fugas de impacto.

Otro año de escapes masivos fue el 2011, cuando recién gobernaba Tamaulipas, el ex mandatario priista, Egidio Torre Cantú, y en donde el 25 de mayo de ese año, del penal de Reynosa escaparon 17 reos y el 15 de julio se evadieron 59, quienes fueron apoyados por 5 custodios de la penitenciaria de Nuevo Laredo que huyeron con ellos.

El 26 de febrero del 2013, de las instalaciones penitenciarias de Miguel Alemán se fugaron 12 internos. El 13 de noviembre de ese mismo año, al menos siete reos con delitos federales escaparon del CEDES de Reynosa.

Durante ese año (2013) en las cárceles de Tamaulipas se registraron un total de 28 muertes de internos producto de riñas y suicidios, la fuga de 19 evadidos, 2 directores cesados, así como el reforzamiento de la seguridad en todos los penales.

En el 2014 cuatro reos se fugaron de una prisión preventiva de Reynosa el 25 de julio; las evasiones alcanzaron los Centros de Reintegración Social y Familiar del Adolescente, donde el 24 de diciembre del 2015 se fugaron cinco internos.

Las deficiencias en cuanto a infraestructura y la corrupción al interior de los siete penales que operan en el Estado son evidentes, a la fecha, las fugas de reos es un tema que no se ha logrado abatir.

El pasado 22 de marzo se registró una evasión de 29 internos del fueron común y fuero federal en el penal de Ciudad Victoria, ya en la administración del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca. La última fuga se registró el pasado 19 de Junio; fueron ocho internos del Centro de Reintegración Social y Familiar del Adolescente del municipio de Güémez.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: El contenido de este sitio está protegido por CNT.