CNT Dice
  • 19 de noviembre “Día Internacional del Hombre”

Por fin… Messi le anota a Buffon

El Barcelona del tridente MSN ya no existe, pero el Barcelona de Messi sigue al pie de la lucha. Cada partido que juega, hace historia. Ese es Lionel, quien ante la Juventus volvió a ser decisivo en la Champions League, para derribar una frontera más en su carrera.

Duelo en la élite apenas en la primera jornada, las cumbres de España e Italia se encontraron en el Camp Nou, y por encima de todo, volvió a aparecer la figura de Messi, en un 3-0, para sumar la cuarta victoria consecutiva en la era Valverde, y la hizo ante el equipo que lo eliminó en los octavos de final de la pasada Champ. El Barça superó la primera prueba de fuego de la temporada, la visita de una Juve que venía invicta de la Serie A.

El Barcelona ya no tiene a Neymar, pero ha ganado equilibrio en sus líneas, ha metido goles y no ha recibido. Sin embargo, apenas creó peligro salvo un par de intervenciones de Ousmane Dembélé y una falta, que tras tiro de Lionel Messi, fue rematada con un disparo de Luis Suárez que obligó a Gianluigi Buffon a hacer un paradón.

Messi, acostumbrado a devorar marcas, volvió a dar de qué hablar, y en un momento más que oportuno para los catalanes. Por primera vez en su carrera, logró vencer al portero Gianluigi Buffon, una de las muy pocas conquistas negadas a estas alturas para el astro argentino.

A instantes del silbatazo que mandaba a todos al descanso, Dembélé empezó una jugada que se la pasó a Messi, Leo hizo la pared con Luis Suárez y el argentino sorprendió a Buffon con un tiro cruzado y raso por entre las piernas de un defensa italiano.

El legendario portero de la Juventus ya forma parte del amplísimo listado de porteros que han caído goleados por el crack argentino, más de 120. Se habían enfrentado en tres ocasiones, ninguna de ellas de selección. Pero después de 225 minutos, lo logró.

La Juventus avanzó su presión en el arranque de la segunda parte y dio un gran susto nada más empezar. Piqué dejó un despeje en corto en el borde del área y Dybala empalmó con la zurda por encima de la cruceta.

El antídoto barcelonista fue congelar el partido con la posesión de la pelota. Entre Messi e Iniesta marcaron la pauta y a base de paciencia pudo llevar el segundo. Una larga posesión barcelonista culminó con un tiro desde la frontal de Messi, que se estrelló en el poste y el rebote en la espalda de Buffon se marchó lentamente desviado.

El partido siguió a ritmo del crack azulgrana, acompañado por un incansable Jordi Alba en la banda izquierda y que al intento de empatar la Juve, el cuadro culé respondió con una carrera por el lado derecho cuyo centro rechazó Sturaro para que Rakitic rematara el 2-0.

El equipo de Turín perdió la compostura y se volcó en busca de, al menos, el descuento, pero el Barcelona olió la sangre de su rival. En una de sus clásicas carreras en diagonal, Messi se fue quitando a rivales y cruzó el balón sin que Buffon pudiera hacer algo. Su gol 96 en la Champions League en 116 partidos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: El contenido de este sitio está protegido por CNT.