CNT Dice
  • 19 de noviembre “Día Internacional del Hombre”

Cabello saludable, con mínimos cuidados

El pelo o cabello es una continuación del cuero cabelludo, está formado por una fibra de queratina y constituido por una raíz y un tallo. Se forma en un folículo de la dermis, y constituye el rasgo característico de la piel delgada o fina.

El cabello protege al cuero cabelludo del sol y del frío. En todas las culturas el pelo ha tenido mayor o menor grado de cuidado e importancia. Desde su peinado, lavado, recogido y adornado hasta su total afeitado.

Pero también estéticamente el cabello tiene una enorme función, ya que enmarca la cara sin importar la forma de ésta, el tamaño del cabello o su color, de tal forma que cuidarlo se ha convertido en una prioridad para toda la gente que quiere lucir bien, elegante, impecable y presentable.

Las cualidades del cabello se deben a la estructura filamentosa de la queratina y son: elasticidad, resistencia, y porosidad.

Elasticidad: Es la capacidad que tiene el cabello para estirarse y volver a su forma natural sin romperse. Esta característica se ve dañada en muchas ocasiones por el uso de  químicos como tintes, decoloraciones, ondulados o alaciados o bases de permanente.

Resistencia: El pelo es fuerte porque las células cuticulares están unidas entre sí con una sustancia química compleja que actúa como cemento y las mantiene también unidas al córtex. El cabello sano por lo general es resistente pero si estos son excesivos o sometidos frecuentemente a agentes químicos, pierden su resistencia y se hacen quebradizos.

Porosidad: Es la capacidad que tiene el cabello de absorber líquidos. El pelo mojado es un poco más largo que seco y más esponjoso. La absorción de agua y el hinchamiento de la fibra dependen sobre todo del pH del medio.

Sin embargo existen muchos factores que pueden dañar, debilitar, opacar o enfermar el cabello como el uso constante de químicos sin usar cremas o productos protectores, la contaminación ambiental, el uso de productos de limpieza que en lugar de hidratarlo lo resecan, la falta de higiene adecuada.

Afortunadamente existen productos que permiten evitar y reparar el quiebre, recuperar la falta de brillo, sellar fisuras y quiebre de puntas, dar más suavidad al cabello y evitar el frizz ya que usan productos con caléndula y ceramida, que reparan desde la raíz.

No olvides usar un buen shampoo, un acondicionador y nutrirlo con vitaminas especiales y cepillarlo todos los días..

Cuida tu cabello y mantenlo saludable y hermoso.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: El contenido de este sitio está protegido por CNT.