CNT Dice
  • Delegado de Segob en Tamaulipas teme hablar de la seguridad

María Almendra y el Yoga

Cd. Victoria, Tamps.- Su abuela materna era una maestra de Yoga y fue desde temprana edad cuando María Almendra se dio cuenta que esta cultura milenaria sería parte de su vida diaria y que esta le brindaría muchas de sus más grandes enseñanzas. Almendra sabía que la convivencia con su abuela tendría efecto en su vida pues para ella el Yoga siempre fue parte de su cultura personal.

Fue hasta la edad de los quince años cuando María Almendra tomó la práctica de la disciplina holística como parte de un proceso de sanación.

“Me diagnostican con un trastorno bipolar. Entonces se supone que tienes que llevar un medicamento, fue como mi medicina alternativa (La práctica del Yoga) para sobrellevar una condición de la que muchas personas padecen y a veces no encuentran un tratamiento complementario para poder llevar una vida positiva y sana dentro de su mismo padecimiento. De ahí ya me fui metiendo a ello”.

Una de las premisas que sostiene la creencia de Almendra junto con otros profesores de Yoga de su círculo cercano es la idea de que este arte es la medicina que los sostiene cada día a nivel individual.

“El yoga es una medicina natural que se puede tomar todos los días cada vez que te sientas de diferentes maneras y cuando sientas que la vida no es completamente estable o completamente feliz. Es una herramienta para cada día, para estar más presente en todos los procesos que tienes que vivir”.

La autosanación de María Almendra fue para ella el principio de todo su camino dentro de la disciplina pero fue hasta que la necesidad de exponer sus conocimientos la animó a impartir sus primeras clases.

“En un principio comenzó como una coincidencia para lograr cambios colectivos y ahorita en el punto en donde estoy, es para compartir la experiencia de lo que logra el Yoga en mi y que puede lograr en otras personas. Yo ahorita tengo el tema del Yoga como una herramienta de sobrevivencia”

El Yoga va más allá de ser un sistema físico que al contrario de lo que a veces se promueve como una actividad física para tonificar llega a ser algo más espiritual y es bajo esta premisa que Almendra define las premisas centrales del Yoga.

“La metodología va directo a que tú estimules tu sistema nervioso de forma que puedas tener las cosas más claras, que cualquier estado de ánimo que tengas lo puedas estabilizar al mismo tiempo. Si te metes a la parte filosófica es una práctica muy humana, muy incluyente”.

Lastimosamente el Yoga no siempre es bien visto como una forma aceptable dentro de diferentes dogmas, pues según la maestra siempre existe la idea de que por ser milenario y una práctica recurrente dentro del hinduismo el Yoga contiene una parte religiosa sin embargo, esto no es así. Así mismo otro factor que afecta el sentimiento del Yoga es el ego, pues se ha venido una tendencia que torna la práctica en algo para conseguir un cambio estético siendo este la variante contraria a lo que busca María Almendra con sus clases.

“Para lograr un cambio me gusta mucho quitar esa parte (ego) y generar la aceptación de cada uno (de sus alumnos) y empezar a trabajar desde ahí. A veces solo son enfoques diferentes de cómo llegarle al público”.

Con respecto a la situación de constante estrés y vulnerabilidad que se respira en Ciudad Victoria con la ola de violencia que ha afectado a los ciudadanos, la maestra define que es de importancia y de una gran ayuda que las personas que se encuentren en un estado de nerviosismo tengan un acercamiento al entrenamiento holístico.

“Obviamente nos puede ayudar a ser personas más compasivas y más analíticas; y a entender el entorno en el que estamos viviendo. Pero al menos tratando de estar en paz contigo mismo puedes asimilar mejor toda la violencia que sucede afuera”

La salud física y mental tienden a ser algunas de las razones por la cual diversas personas recurren cada vez en mayor medida a practicar la disciplina y buscan un cambio positivo para ellos y para sus semejantes. Aunque María Almendra recomienda integrarse a este estilo de vida sin la necesitad de verse presionados a hacerlo define que este es un impulso que pude cambiar la salud de las personas que lo practican.

“Cualquier persona necesita Yoga es algo que está comprobado por cualquier persona que lo practique, es un pensamiento universal”.

Después de pasar cinco años en la India estudiando el desarrollo del Yoga María Almendra regresó a Ciudad Victoria con el firme compromiso de enseñar todo lo que este había hecho por ella. Sin embargo, debido a la desinformación que había en la ciudad con respecto a ello se encontró con la dificultad de plantar y de recoger los frutos que otros maestros habían sembrado tiempo atrás. Hace cuatro años nació el concepto de Mandorla Yoga, un lugar en donde se aprende y se desarrolla la cultura holística; y que después de cambiar de lugar físico se ha mantenido firme en la misión de llevar el Yoga a todas las personas interesadas.

“Cuando yo empecé a dar clases de Yoga era catalogado como ‘demasiado hippie’ como para practicarlo”.

Finalmente María Almendra invita a los interesados a practicar la disciplina y detalla que cada quien puede llevar su aprendizaje al nivel que guste siempre y cuando lleguemos al nivel de salud física y emocional. María Almendra estará desarrollando una serie de talleres con respecto a la relajación y al desarrollo holístico en su Mandorla Yoga ubicado en el 13 Coahuila y Nuevo León.

1 comentario en María Almendra y el Yoga

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: El contenido de este sitio está protegido por CNT.