CNT Dice
  • Otra vez Reynosa; sugieren no viajar a ese municipio

Lo chido, lo gacho y lo mamalón del XXX Clásico Tamaulipeco

 

Cd. Victoria Tam.-Después de un partido distinguido por el buen manejo de las bandas del Correcaminos de la UAT te dejamos lo chido, lo gacho y lo mamalón de esta última edición del Clásico Tamaulipeco.

Lo chido

La gente se volcó al estadio Marte R. Gómez. La afición victorense respondió y fueron más de 9 mil aficionados al final del partido.

Por su parte la Jaiba Brava contó con un buen número de aficionados en la herradura norte del Estadio. Es de gran importancia destacar que desde que la afición Jaiba llegó a las inmediaciones de la unidad deportiva Adolfo Ruíz Cortinez siempre buscaron el diálogo y su comportamiento en la grada fue respetable. Faltando 15 minutos para finalizar el partido la afición celeste fue sacada del recinto y fue entonces cuando ambas aficiones se reconocieron mutuamente y se aplaudieron uno al otro.

Lo gacho

Aún que la directiva del Club de Fútbol Correcaminos de la UAT trató de retomar la idea de los Tigres de la UANL para terminar con el famoso y ofensivo grito la dinámica no funcionó. Fue desde el primer saque de meta cuando la afición terminó con las buenas intenciones del club que no trató de seguir.

A pocos segundos del pitido inicial la Legión Plebe tuvo problemas con algunos elementos de la Policía Estatal que resguardaban la tranquilidad del encuentro lo que resultó en un zafarrancho que terminó tras una acalorada discusión.

En las redes sociales varia gente abonada se quejó de que no pudieron accesar al estadio aún cuando contaban con el plástico que los acreditaba como Bonobips. Así mismo no fue hasta unas horas antes del encuentro cuando la directiva informó acerca de la llegada de 200 playeras. La afición tiene más de 3 jornadas esperando la indumentaria prometida en la compra del bono sin embargo según la directiva será hasta la próxima semana cuando un nuevo lote de jerseys pueda ser entregado.

Lo mamalón

Un clásico siempre será un platillo especial a degustar con detenimiento y fue así como la afición de Victoria disfrutó de un buen encuentro por parte de los emplumados.

Es especial ver siempre dos aficiones que se respetan aunque haya entre ambas una rivalidad que es meramente deportiva.

Después de una fallida relación entre la nueva imagen del club y la afición el Clásico puede ser un vaso de legitimidad para la directiva del cuadro universitario.

El tema que relucirá ante la falta de un ascenso será el del descenso, cuestión que ambos equipos tamaulipecos tienen en la mira. ¿Podría ser este el último clásico en el Marte R. Gómez? Esperemos que no.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: El contenido de este sitio está protegido por CNT.