CNT Dice
  • Ciudad Victoria una de las más ¡calientes! 44 grados centígrados

Lideresa de migrantes se atrinchera en una iglesia de Denver para evitar deportación

Ciudad de México.- Apareció este miércoles un segundo caso emblemático para la lucha contra las medidas antimigrantes de Donald Trump. Jeanette Vizguerra, quien vive en el área de Denver desde hace 20 años, es madre de cuatro hijos, tres de ellos nacidos en Estados Unidos, y se convirtió en una líder del movimiento de protección a los derechos de los indocumentados desde hace tiempo; fue colocada en situación de deportación este miércoles. La mujer decidió no asistir a la cita en la oficina de migración en vista de que todo indicaba que le sería negada la estancia en el país.

En el año 2009 se inicia un proceso en su contra a causa de un arresto por una infracción de tránsito cometida en un estado donde los inmigrantes no tenían derecho a obtener licencia de conducir y que derivó en el descubrimiento del uso de un número de seguridad inexistente para trabajar, esto provocó que las autoridades trataran de expulsarla del país desde el 2011. El hecho se agrava, ya que en 2012, tras visitar México por la muerte de su madre, fue detenida por autoridades migratorias al intentar regresar a Estados Unidos cruzando el desierto, en esa ocasión fue liberada y suspendida la orden de deportación gracias a la presión ejercida por los residentes que la conocían, a partir de esto siempre había logrado ganar permisos temporales, esta vez, bajo la administración Trump; fue retirada una suspensión sobre la orden de expulsión que existía desde hace 6 años.

La suerte de la mujer parecía completamente decidida y eso, señala, fue lo que la decidió a actuar; Vizguerra debía hacer un trámite similar al DACA (Consideración de Acción Diferida para los que llegan en la infancia), mismo que debe ser renovado cada dos años, que realizan los mexicanos a los que se les termina el permiso de estancia en territorio estadunidense.

Vizguerra se refugió finalmente en la Primera Sociedad Unitaria de Denver, una de las 400 congregaciones sumadas al movimiento de lugares santuario, ya que es en estos espacios en los que los agentes migratorios y policiales no pueden actuar. Desde allí señaló que había prometido a sus hijos permanecer junto a ellos (todos nacidos en EU) y que así lo haría. “No es este el momento de irse”, señaló en una conferencia preparada a las puertas de la iglesia, “tengo razones para luchar”, dijo señalando a sus hijos.

Hace un año, Jeanette Vizguerra anunciaba a sus amigos el nacimiento de su último hijo.

Hace dos décadas, la mujer fue estudiante de la UNAM, pero terminó residiendo en Denver.

Vizguerra se encontraba en espera de resolución a la solicitud de una Visa U —otorgada a víctimas de la delincuencia—, trámite que inició hace casi un año.

El caso ha comenzado a llamar la atención poderosamente por el perfil de activista que Jeanette siempre ha mostrado con orgullo. De hecho, Univisión difundió la historia de 2015, cuando ella no estaba siendo perseguida, pero apoyó a un migrante a refugiarse en la misma iglesia en la que ella pernoctará.

La mujer, de 45 años, ha logrado llamar la atención general al tiempo que en Seattle continúa detenido el dreamer Daniel Ramírez, joven que fue llevado por agentes migratorios cuando éstos en realidad buscaban a su padre. Aunque Daniel contara con la protección de la acción diferida de Obama.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: El contenido de este sitio está protegido por CNT.