CNT Dice
  • Revivirán Policía Rural en Tamaulipas

Gaceta / Seguridad pública, presupuesto basado en resultados

Casi para finalizar las actividades ordinarias del Gobierno de la República por las vacaciones de Navidad y Año Nuevo, el Consejo Nacional de Seguridad Pública aprobó en su trigésima novena sesión ordinaria, celebrada el 18 de diciembre pasado, los criterios del Fondo de Aportaciones para la seguridad pública de los Estados, FASP, para el 2016.

Hay que decir que no es nada sencillo acceder a los recursos que disputo el Congreso de la Unión para este rubro, porque su distribución está basada en fórmulas y variables que deben operacionalizarse con los resultados expresados en números de las acciones contenidas en la estrategia nacional de seguridad pública.

El acuerdo fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado ocho de enero, para dar cumplimiento a lo mandatado en la sesión ordinaria del Consejo al Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Álvaro Vizcaíno Zamora, quien hace ver a los Gobiernos de la entidades y al Distrito Federal la información relacionada con las fórmulas y variables que deben usarse para el cálculo de los recursos a los que pueden acceder y que, serán en proporción directa al avance alcanzado en cada punto de la estrategia.

Además de un monto base de recursos para seguridad pública, los datos a considerar son el tamaño de la población, los resultados del combate a la delincuencia, los de control de confianza, la información de seguridad pública, la implantación del nuevo sistema de justicia penal y los número existentes sobre el sistema penitenciario.

Si ya escuchamos que en Tamaulipas se ha cumplido cada compromiso establecido con la Federación, podríamos inferir que la cuantía de los recursos que se destinen a seguridad pública será alta, en el entendido de que, al ponderarse los montos, el 50 por ciento se encuadra en los dos primeros criterios, es decir, la población y el resultado de las acciones de combate a la delincuencia.

En dado caso de que el nuevo Sistema de Justicia Penal opere al cien por cien, tienen derecho a un 20 por ciento más de los recursos, es decir, la entidad tendría ya el 70 por ciento a su favor. El resto de los conceptos equivale a un 10 por ciento, es decir, el control de confianza, la información sobre seguridad pública y lo del sistema penitenciario.

Como lana es lana, los responsables de la Seguridad en Tamaulipas, debieron de reunirse ya para analizar paso a paso las fórmulas, porque de una buena operación de los datos dependerá que el Secretario General de Gobierno Herminio Garza Palacios, el Secretario Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad, licenciado Armando Núñez Montelongo y los expertos del área financiera que maneja Jorge Abrego Adame, sean los primeros en acceder a los recursos del Fondo autorizado por el Congreso de la Unión en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Los recursos a distribuir son del orden de los siete mil millones de pesos, de acuerdo al Proyecto aprobado por los Legisladores en el PEF y, hasta donde se sabe, Tamaulipas es uno de los que no tienen variación en su asignación, es decir, contará con 294 millones de pesos, que dicho sea de paso son bueno y por tanto tienen que documentarse a la perfección, para que luego no se les antoje en el Consejo Nacional de Seguridad Pública apoyar a unas entidades, pero, quitándoles a otras.

La cosa es que, los siete mil millones del FASP, son una cantidad menor a la que se manejó el año pasado y el antepasado, mil 190 millones de pesos menos, para ser exactos.

En el Diario Oficial de la Federación del pasado jueves, también se publica el mecanismo de evaluación y transparencia de los recursos federales en materia de seguridad pública.

Viene además la Norma Técnica para la Estandarización de los Servicios de Atención de llamadas de Emergencia, la nueva metodología para la evaluación de las Bases de Datos de Criminalística y de Persona, así como, el Estándar Técnico para Sistemas de Videovigilancia para la Seguridad Pública.

Otro de los acuerdos del Consejo Nacional de Seguridad Pública se refiere a la restricción de emplear colores, imágenes o diseños iguales o similares a los usados por las Fuerzas Armadas Nacionales, esto es, para que se establezcan medidas de revisión y control a través de las cuales se pueda garantizar que ninguna corporación policial estatal o municipal y ninguna empresa de seguridad privada emplee uniformes o vehículos con los colores de los de las Fuerzas Armadas Nacionales.

Otros acuerdos del Consejo que son trascendentes para las acciones de Seguridad Pública se refieren a la Igualdad de género y acceso a la justicia para las mujeres, la necesidad de establecer un Programa Nacional de Certificación, Calidad y Permanencia de Titulares y Personal Especializado de los Centros de Evaluación y Control de Confianza, uno más sobre la Permanencia del personal de las Unidades Especializadas de Combate al Secuestro y lo que tiene que ver con la expedición del Certificado Único Policial.

Solo para tratar de ser bien específicos, cuando se usa la variable de población en consonancia a la asignación de recursos para seguridad pública, se refiere a la tres tipo de población, la de la entidad, la urbano marginada y la flotante turística.

En cuanto al criterio combate a la delincuencia el resultado se compone con datos sobre la incidencia de la taza de delitos de alto impacto y la disminución de la tasa de este tipo de delitos.

En lo de control de confianza, lo que se mide es el personal en activo aprobado en control de confianza y el personal en activo aprobado con evaluación vigente.

Respeto a la información de seguridad pública, aunque tiene una ponderación de 10 puntos para la asignación de recursos, es bueno saber que son datos de incidencia delictiva, registro nacional de personal de seguridad pública, registro nacional de información penitenciaria, un informe policial homologado, cantidad de armas aseguradas, registro administrativo de detenciones, registro de vehículos robados y recuperados, registro de mandamientos judiciales y registro de licencias de conducir.

Cada una de esas variables tiene la fórmula para la obtención del indicador, por tanto, los responsables de las áreas de planeación financiera, tienen mucha chamba en las próximas semanas, en el entendido de que, el mismo acuerdo obliga a las entidades Federativas a realizar la planeación, programación y presupuestación de la estrategia, administrar de manera adecuada los recursos del FASP, operar todo a través de cuentas bancarias, realizar la aportación estatal de cuando menos el 25 por ciento del monto asignado y remitir mensual y por trimestre los informes del ejercicio.

La lana del Fondo de Aportaciones para Seguridad Pública ya está disponible, se usará cuando se cumplan todos los criterios establecidos en el Acuerdo del Consejo Nacional publicado a fines de la semana pasada en el Diario Oficial de la Federación.

———-

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: El contenido de este sitio está protegido por CNT.